Carta de presentación

Tanto la Fundación Gutiérrez Tapia desde su constitución hace más de 45 años, como las empresas de la familia desde hace más de 115 años, han contribuido al desarrollo humano y el enriquecimiento intelectual de las personas de Tarazona y su comarca, favoreciendo la igualdad de oportunidades de sus ciudadanos.

Tras colaborar con las Hermanas de la Caridad de Santa Ana en la construcción del colegio de Tarazona, el 11 de agosto de 1969 comparecen las hermanas Circuncisión (1890-1985) y Mariana Gutiérrez Tapia (1899-1974), y en nombre y con dinero de su hermana fallecida, María del Carmen (1895-1955) y el suyo propio, constituyen la Fundación Gutiérrez Tapia, destinada principalmente a promover la educación y la enseñanza en sus más variados aspectos… y se apliquen sus bienes según la necesidad de cada época, en la formación y educación integral de los jóvenes, niños y ancianos de la localidad de Tarazona.

Manuel Gutiérrez de Cordova, es el nombre del padre de las fundadoras, pero sería su mujer Carmen Tapia Enciso la que creó una gran legión de “toquilleras” (las toquillas eran la principal producción), les enseñó a hacer ganchillo y empleó a un gran número de mujeres en aquellos años de crisis por la filoxera, paliando así la depresión económica. Se daba lana, y cuando entregaban una toquilla bien confeccionada, se les surtía de lana para seis toquillas más. Durante los primeros años se emplearon mujeres de forma individual, pero después se fueron formando talleres por todos los pueblos cercanos. Estas toquillas se vendían principalmente en Madrid, Sevilla, Valencia y Barcelona.

El ejemplo de su madre llevó a las fundadoras a separarse de los negocios de sus hermanos, ya fallecidos sus padres, entre los que cabe destacar Textil Tarazona S.A., Cipriano Gutiérrez Tapia S.A., CAITASA y FITENA.

La actividad de la Fundación se centraba casi exclusivamente en la gestión de la residencia de ancianos sita en el colegio de Santa Ana en la calle Manuel Gutiérrez de Cordova. Por problemas en la adecuación de las instalaciones entre otros, los ancianos se trasladan paulatinamente a la residencia que tienen las Hermanas en Vera, hasta que en octubre de 2004 son trasladados los últimos ancianos de la residencia del colegio.

Entre otras actuaciones, la Fundación realiza las siguientes funciones:

  • Desde el año 2005-2006 hasta la actualidad otorga becas de estudios para alumnos universitarios empadronados en Tarazona. En el curso 2014-2015 se concedieron cuarenta y dos becas por un importe de 17.250 euros.
  • Cursos de formación organizados por la Fundación Rey Ardid con el objetivo de conseguir el certificado de profesionalidad para trabajadores y desempleados desde el año 2012 para más de 120 alumnos.
  • Asistencia psicológica a alumnos y familias con problemas.
  • Becas de comedor para alumnos de Tarazona.

Tarazona-fundacion