El Palacio Episcopal de Tarazona

El pasado 28 de diciembre se celebró la reapertura de la antigua zuda musulmana y posterior residencia temporal de los Reyes de Aragón, el Palacio Episcopal de Tarazona.

Más de un año de obras

Tras más de un año de trabajos de consolidación de su estructura, la ciudad turiasonense ha recuperado uno de sus edificios más emblemáticos y también uno de los mejores ejemplos arquitectónicos del Renacimiento aragonés.

Aunque desde que comenzaron las obras la recepción turística ha seguido abierta, con el fin de informar sobre el trabajo que se estaba realizando.

Desde el pasado verano el patio renacentista ya se podía visitar, y ahora ya se puede acceder a la escalera y planta del edificio. De esta manera, también vuelven a ser visitables el mirador, las salas de interpretación del monumento, la capilla anexa a la galería y el destacado Salón de Obispos.

Además, se han incorporado nuevos recorridos guiados a espacios que antes no eran visitables como las estancias privadas de la sede diocesana.

Por este motivo, desde la Fundación Gutiérrez Tarazona queremos contaros brevemente la historia de este palacio y animaros a su visita.

Palacio Episcopal Tarazona

Historia del Palacio Episcopal.

Este monumento se encuentra sobre la antigua Zuda musulmana que tras la reconquista de Tarazona pasó a formar parte de la Corona, hasta que en el siglo XIV se convirtió en propiedad  del obispado. De esta manera, en 1386  se convirtió en la nueva sede episcopal de la ciudad.

Tras su adquisición por parte del obispado se dio comienzo a un ambicioso proyecto constructivo que no finalizaría hasta mediados del siglo XVI. Podemos hablar de tres etapas en el proceso.

La primera de ellas duró hasta mediados del siglo XV, y a ella corresponde el primer conjunto gótico con poderosos taludes y muros que contaban  al menos con un torreón de tres alturas.

La segunda se daría desde mediados del siglo XV hasta principios del XVI, en ella se construyó una gran sala de recepciones que actualmente conocemos como Salón de los Obispos. Esta localización se encuentra en el torreón norte medieval y se encuentra recubierto con un artesonado mudéjar y decorado con una galería de retratos de obispos turiasonences por deseo de Juan Gonzalez de Munébrega.

La tercera y última de las etapas sería durante mitad del siglo XVI. En ella, se procedió a la construcción del patio, de la escalera norte y de la su fachada sur. Con la construcción de esta última, el edificio perdió su aspecto más militar y paso a convertirse en un palacio renacentista.

Esta fachada que mira al río se sustenta sobre un total de seis grandes arcos de medio punto con el escudo del Obispo González de Munébrega, sobre los que se encuentran las galerías superiores.

La fachada oeste que mira hacia la iglesia de Santa María Magdalena, es la principal, en ella se sitúa la entrada al palacio. A la izquierda de la misma podemos encontrar una fachada en forma de retablo con banco, dos cuerpos de tres calles y ático.

Horario de visitas

Este monumento puede visitarse los sábados de 11:30 a 14:30 y de 16:30 a 19:30 y de miércoles a viernes y domingos en horario de 11:30 a 14:30. Además, durante la temporada alta, desde Semana Santa hasta Septiembre, el horario se amplía pudiendo visitarse también los martes y por las tardes.

El precio de la visita es de 1,5 euros, cuyo ingreso se destina a las labores de conservación y restauración del propio edificio.

La encargada de la gestión de este monumento y por tanto, de las visitas guiadas es la entidad local Fundación Tarazona Monumental.

Esta misma entidad se encarga de la gestión de diferentes monumentos de la ciudad como la Catedral de Santa María de la Huerta o la Iglesia de Santa María Magdalena con las que puedes completar tu visita al Palacio Episcopal.

¡Te esperamos en Tarazona!