Atención psicosocial a personas dependientes en el domicilio

fundación tarazonaEl 19 de octubre terminamos este nuevo curso, financiado por la Fundación Gutiérrez Tapia y organizado por la Fundación Rey Ardid, dirigido jóvenes de la comarca de Tarazona y el Moncayo que, bien requerían completar su formación para ofrecer un cuidado de calidad a personas dependientes, o bien, deseaban iniciar un camino para buscar una nueva oportunidad laboral en el área sociosanitaria.

Y para mí, como docente, ha supuesto un doble reto:

  1. Transmitir la idea de que en realidad todos somos cuidadores y seremos cuidados en un futuro, y
  2. Abonar un espacio personal que cultive la ilusión por su desarrollo profesional, la ecuanimidad, la serenidad, la pasión y, por supuesto, la compasión. (En otra ocasión os hablaré de la compasión, y seguramente os sorprenda).

En la programación hemos seguido todos los contenidos que marca el Certificado de Profesionalidad. Poniendo especial énfasis en:

fundacion-tarazonaY lo más importante, todo esto ha ido desplegándose a lo largo del curso con la energía de Mindfulness o Atención Plena.

Mindfulness es una herramienta muy atractiva que consiste en prestar atención a tu experiencia interna y/o externa momento a momento con una actitud de aceptación. Se está aplicando en muchos ámbitos, de tal forma que está despertando un interés exponencial.

La novedad es incluir Mindfulness en la formación de futuras auxiliares de Ayuda a Domicilio. La incorporamos porque pensamos que si quieres ofrecer un buen cuidado, primero tienes que estar tú bien. A partir de ahí, todo es más fácil porque con calma interna, el corazón y su sabiduría se expanden. ¿Magia?. Sólo tienes que probar si quieres una respuesta, porque Mindfulness es algo experiencial.

Autora: Mercedes Gutiérrez Ilarduya