Atades estrena instalaciones en Tarazona para fomentar el empleo en el medio rural

La asociación Atades, Asociación Tutelar Aragonesa de Discapacidad Intelectual, va a prestar servicio a un colectivo de 60 usuarios de las comarcas de Tarazona y el Moncayo y del Campo de Borja.

Para ello, el pasado martes 6 de octubre, abrió un nuevo espacio en la ciudad de Tarazona. Las instalaciones están ubicadas en la avenida de la Paz y cuentan con un aula y cafetería. Servicios con fines formativos y con un despacho para atención individual.

La inauguración de las instalaciones contó con la presencia de la consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales, María Victoria Broto, la concejal delegada de Servicios Sociales, Ana Rita Marqués

Jesús Soto, el presidente de Atades, hizo hincapié en que este espacio responde al deseo de prestar servicio en las comarcas. El gerente de la asociación, Félix Arrizabalaga, destacó que el objetivo que se persigue es acercar a las zonas rurales “servicios y proyectos que aporten valor a las personas” y conseguir “una sociedad más justa e inclusiva”.

El diseño de la fachada de ambas instalaciones está firmado por personas con discapacidad intelectual de Atades e ilustradores del taller de arte y diseño que la organización tiene en Zaragoza.

Atades, empleo en medio rural

UPCIL, por las personas con inteligencia límite

Además, la apertura de esta sede se produce en el contexto de la puesta en marcha por parte de la entidad de la Unidad de Apoyo a Personas con Capacidad Intelectual Límite (UPCIL).

Este programa está pensado para favorecer la empleabilidad en el medio rural de este colectivo. El proyecto lleva funcionando desde finales de 2017 en el Centro Ocupacional Santo Ángel de Zaragoza, y dentro de poco se va a desarrollar en la comarca de la Jacetania.

Se consideran personas con capacidad límite aquellas que técnicamente no tienen discapacidad intelectual, pero que obtienen puntuaciones de coeficiente bajas, en el umbral de aproximadamente 71-84.

El proyecto, arranca en este mes de octubre y, con sus primeros usuarios, se trabajará durante un año, de lunes a viernes y 4 horas al día. Habrá una parte de formación transversal donde se incidirá en aspecto de autonomía personal y habilidades sociales, además de una preparación teórico laboral, con la realización de un certificado de profesionalidad y prácticas en empresas.

Se realizará un certificado de profesionalidad y prácticas en empresa. En Tarazona, se imparte un ´Certificado de Actividades Auxiliares de Cafetería y Bar´ y en Jaca, el Certificado de Profesionalidad de ´Limpieza en Instalaciones´, el resto de los módulos serán comunes en ambas comarcas.